Demandas falsas por intoxicación alimenticia

No todas las noticias de turismo en España iban a ser buenas, a pesar de que las cifras siguen augurando el que va a ser el mejor año en este sector hasta la fecha. También hay aspectos no tan positivos como las noticias que traemos en el día de hoy.

Freno para las falsas indigestiones en turistas

Parece ser que entre los turistas que llegan desde el Reino Unido se estaba poniendo muy de moda el realizar demanas judiciales a los hoteles donde se alojaban en España por supuestas intoxicaciones alimenticias. Estas demandas tenían en muchos de los casos la finalidad de que las vacaciones de sol y playa en nuestro país quedaran costeadas por la indemnización que recibían al ganar la demanda.

Al no ser algo puntual sino que se ha detectado como bastante frecuente han saltado las alarmas tanto desde el Gobierno español como desde el Gobierno Británico. Desde el español porque esta supone una brecha importante en lo que se refiere a las pérdidas económicas por parte de los hoteles y turoperadores y desde el Gobierno británico porque se quiere evitar que el Gobierno español pueda tomar medidas restrictivas a la hora de acoger a turistas que lleguen desde su país a disfrutar de sus vacaciones en España.

Se trata de que el gobierno está haciendo lo posible para que los turoperadores puedan agilizar los pleitos contra las demandas por falsas intoxicaciones alimentarias.Este problema ya ha costado a los hoteles españoles nada menos que 60 millones de euros. La amenaza a la que se enfrenta el gobierno británico es la subida de precios o el veto de sus viajeros hacia nuestro país, algo que se quiere evitar a toda costa ya que España es uno de los destino favoritos de los ingleses, incluso para venir a vivir tras la jubilación.

El ministro de justicia británico David Lidington ha declarado este pasado domingo: “Nuestro mensaje a todos aquellos que hacen reclamaciones por enfermedades falsas es claro. Sus actos son perjudiciales y no los vamos a tolerar”. Toda una declaración de intenciones que pone al Gobierno británico del lado del Gobierno español con el ánimo de poder arreglar este problema cuanto antes.

Se trata de que el gobieno de Theresa May quiere abaratar los costes del proceso judicial para que los turoperadores puedan conseguir fácilmente resolver el problema cuanto antes.

Evidentemente uno de los efectos colarerales que quieren evitar desde el Gobierno del Reino Unido es que España aplique unos aumentos de precios que afecten a todos los turistas ingleses, siendo la mayoría honestos viajeros que quieren pagar por sus días de relax y disfrutar en nuestro país del sol, de la playa y de toda la oferta que les ofrecemos.

El problema actual es que los turoperadores están muy desprotegidos ante cualquiera de estas demandas por intoxicación alimentaria cuyo recurso se haría muy costoso y muy largo por lo que la mayoría opta por pagar esta indemnización. Estas demanas por parte de los turistas se aceptan sin ni siquiera un parte médico que corrobore la intoxicación. Tengamos en cuenta que habrá casos que sean reales y realmente merezcan esa indemnización.

Vídeo

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>